Virus Hanta: Recomendaciones para prevenir su contagio

Lo principal es evitar el contacto con el ratón que trasmite la enfermedad o con ambientes contaminados.

Si bien este verano no será como los anteriores y muchas personas no podrán salir de vacaciones, quienes sí lo hagan y visiten zonas rurales, sobre todo del sur de Chile, a las medidas de cuidado para evitar el contagio de COVID-19, deben sumar las que prevengan el contacto con el virus hanta. Esta es una enfermedad infecciosa que puede producir el síndrome cardiopulmonar por hantavirus, grave patología que se da habitualmente en esta época del año.

El virus hanta es transmitido por el ratón de cola larga (Oligoryzomys longicaudatus), que habita desde el sur del desierto de Atacama hasta la Región de Aysén. Sin embargo, la mayoría de los contagios en el país se producen en áreas rurales de la zona centro sur. El contagio no se produce de persona a persona.

El Dr. César Bustos, infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes, nos recuerda que el contagio se produce por entrar en contacto directo con uno de estos roedores infectados o en ambientes contaminados con su orina, deposiciones o saliva.

¿Cómo evitar el contagio de virus hanta en estas vacaciones?

Los momentos de mayor riesgo son al acampar y realizar excursiones, y al entrar en casas o cabañas que han estado deshabitadas por un tiempo largo.

Destino:

  • Visitar lugares habilitados, limpios y sin matorrales. Tampoco deben tener desperdicios ni leña cerca.
  • Pasear por senderos delimitados.
  • Mantener el exterior de casas y bodegas libre de maleza.
  • Si se observan ratones o evidencia de su presencia, rociar el lugar con agua con cloro, usando mascarilla, y limpiar luego de 15 minutos aproximadamente.

Alojamiento:

  • Utilizar carpas en buen estado y que incluyan piso y cierre. Nunca dejarlas abiertas si no se está cerca.
  • Al llegar a una casa que ha estado cerrada por mucho tiempo, entrar con mascarilla y ventilarla por 30 minutos antes de ingresar de manera definitiva. Luego, limpiar las superficies con cloro.

Alimentos:

  • Evitar la recolección de frutos y semillas silvestres.
  • Los alimentos deben estar dentro de envases cerrados.
  • Tomar solamente agua potable, hervida o embotellada.
  • No dejar restos de comida ni utensilios sucios.

Basura:

  • Dejar la basura en recipientes cerrados o enterrarla lejos.

El período de incubación es de una a tres semanas, pudiendo extenderse hasta seis. Algunas personas son asintomáticas.

Si luego de las vacaciones y sobre todo si se estuvo en una zona rural, se presentan los siguientes síntomas, se debe consultar inmediatamente a un centro de salud y notificar sobre el lugar que se visitó:

  • Fiebre sobre 38°C
  • Dolores musculares
  • Tos
  • Dificultad respiratoria
  • Cefalea
  • Diarrea
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal

Mientras antes se realice el diagnóstico habrá mayor posibilidad de recuperación, por lo que se debe estar atento a estas manifestaciones luego de haber estado en un lugar posiblemente habitado por el ratón de cola larga.

Fuente:colaboradores – clinicauandes.cl