Higiene, sanitización y manipulación de alimentos en tiempos de Covid-19

  • Hoy más que nunca es primordial hacer del producto que consumimos, un alimento inocuo, es decir que cumpla su función sin ningún riesgo para la salud.

Desde siempre los equipos de salud han promovido la buena práctica de una correcta higiene y manipulación de alimentos con el propósito de prevenir la aparición de enfermedades. Hoy ello debiera estar presente en cada hogar, porque  en tiempos de pandemia, una alimentación sana pero que además esté libre de gérmenes es vital. 

La palabra higiene ha estado muy de moda, surgiendo de la mano de ella, el término desinfección y sanitización,  conceptos que tienen por finalidad asegurar la inocuidad alimentaria, es decir, involucra acciones orientadas a garantizar la máxima seguridad posible cuando consumimos un alimento, que éste sea además de sano, nutritivo… “seguro” y que abarque toda la cadena alimentaria desde la producción al consumo, como se dice en buen chileno “del campo a la mesa”.

Se hace hincapié en adquirir los alimentos en  locales seguros y confiables, “ al momento de comprar es importantísimo que cuenten  con Resolución Sanitaria vigente, además  revisar los alimentos que cumplan con sus características organolépticas como color, olor, textura, sin excluir obviamente la fecha de vencimiento. En caso de enlatados que estos no se encuentren abollados, y si son alimentos que requieren mantenerse a temperaturas especiales, que lo cumplan, además de estar correctamente etiquetados y en español”. 

La desinfección de productos al llegar al hogar…

Es necesario desinfectar los alimentos -como hortalizas y verduras- adquiridos en supermercados o almacenes, no solo basta con que vengan bien desde la tienda. Para la especialista de la nutrición es primordial limpiar la mercadería, frutas y  verduras “la recomendación es diluir 5 ml de cloro (una cucharadita de té) por litro de agua y dejar remojando por 5 minutos, luego enjuagar con abundante agua. Importante tener presente con respecto al cloro, leer las indicaciones del fabricante con respecto a concentraciones declaradas en las etiquetas de cada producto”.

Pero además, y según la OMS, se recomienda limpiar y desinfectar todo lo que venga en un envase sellado como alimentos enlatados, en bolsas plásticas, cajas de plástico o cartón, Para esto, se puede preparar una mezcla en un litro de agua de 20 ml de cloro (4 cucharadas soperas), esta solución clorada la puede mantener en una botella dispensadora bien etiquetada y solo para ese uso.  Es un lavado rápido que no requiere sumergir, basta dejar secar y guardar.

Es “importante aclarar que el cloro solo se diluye en agua fría, no debe mezclarse con otros productos como lavalozas, desengrasante u otros, pues pierde eficacia, por tanto, no cumplirá con la finalidad de desinfectar y al preparar solución clorada usarla inmediatamente después o hasta 12 horas para que conserve su efectividad”. 

A todo ello hay que agregar que hay que continuar siempre con el lavado de manos frecuentes estando en casa y andar con desinfectante cuando se sale a la calle.

El cuidado de nuestra salud y la de nuestras familias, está al alcance de todos, depende de cada uno tomar las medidas necesarias para mantenernos sanos o menos expuestos a enfermarnos.