Nutricionistas entregan opciones de colaciones saludables para los niños

El Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile entregó recomendaciones para enviar colaciones saludables a los niños, ad portas del inicio de clases.

Francisca Toledo, vocera de la entidad, enfatizó que lo fundamental es fraccionar la alimentación durante el día, pudiendo ser cuatro comidas principales y en caso de ser necesario complementarla con una o dos colaciones saludables según las necesidades individuales de actividad física.

“El desayuno no puede faltar, es el horario de alimentación que nos normaliza funciones fisiológicas y entrega la energía necesaria, tanto físicamente, como al cerebro, para mantener atención en clases y mejorar el rendimiento académico. El desayuno ideal puede contener un lácteo, cereales como el pan o la avena y también fruta”, dijo.

La especialista agrega que las colaciones no deben superar el 5-10% de las necesidades energéticas de los niños. Por ejemplo, un niño de 6 años necesita alrededor de 90 calorías en forma de colación, eso no cambia si el niño tiene uno o dos recreos durante la mañana. Para cubrir esas 90 calorías se puede enviar una fruta pequeña o la mitad de una mediana y una cajita de leche descremada sin azúcar, que puede ser consumido en un recreo o en dos.

“Los niños que estén más horas en el colegio, por ejemplo, en talleres de deporte y otras actividades extra programáticas, necesitan adicionar algún alimento extra para cubrir ese horario de la tarde.

Además hay que preocuparse siempre de la hidratación, enviar una botella de agua cada día. Aprovechando las tendencias más naturales que fluyen con el calor de la época, ésta puede ser agua saborizada naturalmente con rodajas de limón, hojas de menta, frutillas, naranja y romero, limón y pepino y frutos rojos. Se dejan la noche anterior en el refrigerados para que al día siguiente el sabor sea rico y natural”.

La nutricionista dijo que para tener colaciones saludables a diario la organización es clave, ya que elaborar una minuta de colaciones ayuda y evita la repetición.La idea es enviar alimentos de diferentes formas, colores, texturas y preparados de diferente manera, dijo Toledo.

Algunas ideas:

Lunes: Agua saborizada con limón y menta.Opción 1: 1 cajita de leche descremada sin azúcar + media porción de fruta.Opción 2: rollito de tortilla mexicana con lechuga, jamón de pavo y tomate.

Martes: Agua saborizada con naranja.Opción 1: media marraqueta con lechuga y tomate.Opción 2: una fruta pequeña más una barra de cereal sin azúcar.

Miércoles: Agua saborizada con frutilla Opción 1: un puñado de frutos secos.Opció 2: un huevo duro más media porción de fruta.

Jueves: Agua saborizada con limón y pepino.Opción 1: palitos de zanahoria y/o una rama de apio con una cucharada de hummus.Opción 2: una caja de leche descremada sin azúcar más una galleta de avena hecha en casa.

Viernes: Agua saborizada con sandía.Opción 1: un yogurt descremado más dos cucharadas de avena.Opción 2: una fruta pequeña más tres galletas de salvado integrales.Otras opciones son dos galletas de avena/plátano; medio sándwich integral con quesillo y palta; postre de leche casero con leche descremada e ideal sin azúcar.

Fuente: soychile.cl