En días de altas temperaturas ¡ten en cuenta estas recomendaciones para proteger tu salud!

descargaDebido a las altas temperaturas que afectan a gran parte de nuestro país durante este verano, el Ministerio de Salud recomienda tener precaución con el sol y prevenir problemas de salud asociados al fuerte calor. ¡Revisa las recomendaciones!

¿Qué puede ocurrir cuando hay altas temperaturas?

El calor extremo contribuye directamente a las defunciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, sobre todo en las personas de edad avanzada. Además, puede causar sarpullido, insolación, hipertermia, calambres, síncope y edema. Aún más grave, la deshidratación severa contribuye a la trombogénesis, pudiendo generar, por ejemplo, ataques cerebro-vasculares.

Además, se provoca un aumento de los niveles de ozono y de otros contaminantes del aire, que agravan aún más las enfermedades anteriormente mencionadas. Los niveles de polen y otros alérgenos también son mayores en caso de calor extremo, pudiendo provocar asma y descompensación de patologías respiratorias crónicas.

¿Quiénes están en riesgo frente a una ola de calor extrema?

  • Los mayores de 65 años, especialmente los más ancianos; quienes tienen dependencia de otros para los cuidados básicos; quienes presentan dificultades importantes de la movilidad o están postrados.
  • Personas con enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, enfermedad cerebrovascular, insuficiencia cardíaca, arteriopatía periférica), diabetes mellitus, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia renal, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer o patologías similares, enfermedad psiquiátrica.
  • Personas dependientes de determinados fármacos (con efecto anticolinérgico: antidepresivos, neurolépticos, antihistamínicos; diuréticos; betabloqueantes).
  • Adultos mayores que viven solos, que no salen regularmente a la calle o tienen escaso contacto social.
  • Trabajadores, deportistas o personas que pasan varias horas en exteriores y en situaciones muy calurosas, sobre todo si hacen esfuerzos físicos importantes.
  • Niños y niñas menores de 4 años.

Recomendaciones:

  • Hidratarse durante todo el día. Aunque no se tengas sed, toma líquidos, especialmente agua.
  • Utiliza ropa y calzado ligeros y sueltos, que permitan la transpiración, optando por colores claros o neutros.
  • Evita hacer ejercicio o actividades extenuantes en las horas de mayor calor (12.00-17.00 horas).
  • Prepara comidas ligeras como ensaladas, verduras, frutas o jugos, que ayuden a reponer el líquido y las sales perdidas por el exceso de sudoración.
  • Evita el exceso de alcohol, las bebidas con mucha cafeína y las comidas abundantes y calientes ya que deshidratan.
  • Recuerda mantener la casa y lugar de trabajo fresco es especialmente importante cuando existen niños, niñas, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas o que no pueden movilizarse.
  • Prefiere los lugares frescos y bien ventilados, camina por la sombra y con un gorro que te proteja del contacto directo con el sol.
  • Se debe aplicar crema con factor solar las veces que sea necesario.
  • Asegúrate que bebés, niños, niñas, personas de edad avanzada o animales no queden solos en vehículos estacionados y con las ventanas cerradas.
  • Guarda los medicamentos a la sombra y en un lugar fresco (bajo 25 °C) también se puede usar el refrigerador según las instrucciones de almacenamiento en el embalaje.